lunes, 5 de mayo de 2014

Las cronicas de Narnia

El leon, la bruja y el armario
The-chronicles-of-narnia-poster.jpgDurante la Segunda Guerra Mundial, se está viviendo uno de los peores conflictos: La Batalla de Inglaterra, en la cual la fuerza aérea alemana bombardea Londres. Ante esto, los cuatro hermanos Pevensie (Peter, Susan, Edmund y Lucy) son enviados a la casa de un viejo profesor para estar a salvo. Aburridos por las estrictas reglas impuestas por el ama de llaves, se dedican a explorar la casa. Un día, Lucy encuentra un gran armario (ropero) bellamente decorado, al que entra por curiosidad, apareciendo en una mágica tierra cubierta de nieve llamada Narnia. Allí conoce a un fauno, el Señor Tumnus que la invita a su casa y trata de adormecerla con una melodía de flauta, para llevársela a la malvada Bruja Blanca, reina de Narnia. En efecto, esta bruja ha ordenado que le traigan cualquier ser humano que aparezca en Narnia. Pero el fauno se apiada de Lucy y la ayuda a volver a su mundo. Al salir del ropero ella intenta convencer a sus hermanos de su aventura pero ninguno le cree. Una noche, ella regresa a Narnia y su hermano Edmund la sigue. Lucy va a la casa del fauno, pero Edmund se pierde y se encuentra con la Bruja Blanca, que promete convertirlo en príncipe de Narnia si conduce a los otros niños hacia su castillo. Al salir los dos niños del armario, Peter y Susan preguntan a Edmund si ese mundo mundo mágico existe. Él lo niega y Lucy se pone muy triste. Pero, tiempo después, al huir del ama de llaves, los hermanos Pevensie entran todos juntos al armario.
La primera criatura con la que se encuentran es un castor parlante, el Señor Castor. Él los lleva a su hogar, un dique. Junto a su esposa (la Señora Castor) les cuentan que el mundo en el que se encuentran se llama Narnia y que los guardias de la Bruja Blanca se han llevado al señor Tumnus por ayudar a Lucy. Los hermanos se enteran de que hay una profecía narniana que dice que dos hijos de Adán y dos hijas de Eva (seres humanos) llegarían a Narnia para derrotar a la Bruja Blanca y convertirse en los verdaderos Reyes y Reinas, y los castores piensan que los Pevensie son los destinados. También les comunican que Aslan, el gran León, está en Narnia y que deberían encontrarse con él. Mientras charlan, Edmund se escabulle para ir a reunirse con Jadis.
Peter, Susan, Lucy y los señores Castor emprenden el viaje para encontrarse con Aslan, y la Bruja Blanca, al enterarse, los sigue. Debido a la presencia de Aslan, el hechizo del invierno eterno empieza a romperse, lo cual entorpece la persecución de la bruja, que se desplaza en trineo.
Por fin llegan los niños al campamento de Aslan. Luego, un destacamiento parte para liberar a Edmund de la bruja. Al enterarse del hecho, ésta se dirige al campamento de Aslan y le recuerda que, según los convenios establecidos, todo traidor le tiene que ser entregado. Aslan decide discutir con ella en privado y acuerdan que él sería sacrificado para salvar a Edmund. Susan y Lucy lo acompañan esa noche noche a la Mesa de Piedra, donde la bruja lo asesina. Sin embargo, debido a la Gran Magia, Aslan no muere y las niñas lo descubren por la mañana. Mientras tanto, se libra una batalla entre los ejércitos de Peter y de la Bruja. Aslan y las niñas llegan con refuerzos: las criaturas que habían sido convertidos por la bruja en estatuas, y que Aslan ha devuelto a la vida. Así, derrotan a la Bruja Blanca.
Peter, Susan, Edmund y Lucy son coronados como Reyes y Reinas de Narnia, y Aslan se va. 15 años después, siendo los Pevensie ya adultos, salen de caza, y se encuentran con el farol en el que años atrás Lucy y Tumnus se conocieron. Llegan entonces hasta el lugar por donde habián llegado a ese mundo. Regresan al suyo, volviendo a ser niños y descubriendo que solo ha pasado un minuto en la Tierra desde que se fueron.
En una escena post-creditos, a la noche siguiente, Lucy regresa al ropero para volver a Narnia pero el Profesor Kirke, presente en la habitación, le dice a Lucy que ya no podrá volver a Narnia a través del ropero pero que tal vez Lucy y sus hermanos regresen a Narnia de otra manera, en el momento menos esperado. Al momento en que se van, se ve que el ropero esta brillando por dentro y de repente se escucha el rugido de Aslan.
Online:

El principe caspian
Narnia ha sido invadida por los telmarinos y la mayoría de sus antiguos habitantes, las criaturas mitológicas, han sido exterminados. Los supervivientes están escondidos en un bosque encantado. El rey Miraz (Sergio Castellitto) acaba de tener un hijo y la vida del heredero al trono, el príncipe Caspian (Ben Barnes), corre peligro. Es por ello que su profesor (Vincent Grass) le aconseja que escape, junto a un caballo y a un cuerno que únicamente debe utilizar si está en problemas. Cuando, en su huida, es perseguido por los telemarinos, hace sonar el cuerno.
Los hermanos Pevensie están de camino al internado en el que estudian en Londres y no imaginan que, después de un año de sus anteriores aventuras, van a volver a Narnia. El sonido del cuerno que hace soplar el príncipe Caspian provoca un fuerte viento en la estación de metro y, al llegar a Narnia, descubren que allí no ha transcurrido un año: han sido mil trescientos. Por su parte, el príncipe ha sido capturado por el enano Ninabrik (Warwick Davis) y el tejón Buscafrutas. Cuando descubren quién es deciden llevarlo a su guarida con tal de protegerles, pero en el camino se encuentran con los soldados del rey y buscafrutas resulta herido. Éste hecho provoca que Caspian sea visto más como un culpable que un merecedor de estar protegido en el bosque, pero es precisamente Buscafrutas quién les dice a sus compañeros mitológicos que fue el príncipe quién hizo sonar el cuerno. En ese momento llegan varios centauros y Caspian aprovecha la velada nocturna para pactar con ellos por la paz.
Peter (William Moseley), Lucy (Georgie Henley), Susan (Anna Popplewell) y Edmund (Skandar Keynes) rescatan a un enano llamado Trumpkin (Peter Dinklage) de ser asesinado por dos guardias telmarinos. En agradecimiento, les sirve de guía para llegar hasta el príncipe Caspian. Pero, el grupo se pierde, ya que, al haber pasado más de un milenio, los hermanos no reconocen el país y tienen que cruzar el Gran Río. Lucy dice ver al león Aslan, pero Peter y Susan no le creen. El único que confía en la palabra de su hermana es Edmund. Durante su camino, se encuentran con el ejército del rey Miraz, que está construyendo un puente en los vados de Beruna. Sin embargo, después del largo camino, consiguen bajar el Gran Río y encuentran al príncipe Caspian, que por entonces se ha unido a los narnianos para enfentarse a su tío.
PrinceCaspianposter.jpg
El ejército narniano se refugia en el Altozano de Aslan, un montículo construido sobre la Mesa de Piedra. Deciden atacar al castillo de Miraz, desprotegido, ya que las tropas se han desplazado para atacar el Altozano. Pero, por culpa de Caspian, el ataque resulta un fracaso total, aunque todavía hay tiempo de revertir la situación. Entonces se libra una batalla donde mueren muchos de ambos bandos. Miraz ordena cerrar la puerta del castillo, pero un toro impide que se cierre. Peter grita "retirada", y todos los narnianos comienzan a irse. El toro no resiste más y cae con la puerta del castillo encima, lo que hace que casi la mitad del ejército se quede dentro del castillo y muera en manos de los telmarinos.
Después de evitar que la Bruja Blanca (Tilda Swinton) regresé a Narnia, a Cáspian y a sus aliados no les queda más remedio que enfrentarse a las tropas de Miraz frente al Altozano. Pero, deciden ganar tiempo en un combate personal entre Peter y Miraz. Mientras tanto, Lucy y Susan parten en busca de Aslan. Peter y Miraz empiezan a luchar a muerte, pero después de tener a Miraz moribundo, Peter no lo mata y le da la espada a Caspian. Éste decide dejarle el reino a los buenos narnianos, perdonándole la vida a su tío. Sin embargo, la aparente tregua termina cuando Miraz es asesinado por el lugarteniente Lord Sopespian (Damián Alcázar) para así acusar de traición a los narniános aliados a Caspian. Por tal motivo, los dos ejércitos se enfrentan en una batalla y, cuando los narnianos estaban a punto de perder la batalla, Lucy encuentra a Aslan. El león despierta a los árboles de Narnia, permitiéndoles que acudan en ayuda del ejército narniano. Al final, en el puente construido por los telmarinos en el Gran Río, Aslan llama al dios del agua, quien ahoga al Lord Sopespian y a gran parte del ejército telmarino. Los narnianos vencen, y Caspian es coronado rey de Narnia.
Concluida su misión, los hermanos Pevensie han de volver a su mundo. Antes de hacerlo, se les revela que ni Susan ni Peter volverán a Narnia, ya que aprendieron lo suficiente. Pero, Lucy y Edmund sí lo harán en un futuro. El rey Caspian y Susan, enamorados, se despiden con su primer y último beso.
Online:

La travesia del viajero del alba
The voyage of the dawn treader poster.jpgDespués de los sucesos de El príncipe Caspian (es decir, después de un año gregoriano y tres años narnianos), Lucy y Edmund Pevensie se quedan con su primo Eustace Scrubb, mientras que Susan y Peter están en Estados Unidos. Cuando el agua se derrama de una pintura de un barco en el océano, que cuelga en el dormitorio de Lucy, ella, Edmund y Eustace son transportados a un océano en Narnia.
Ellos son rescatados por el buque de la pintura. Su tripulación incluye a Caspian y a Reepicheep. Caspian les informa que se encuentran en el Viajero del Alba. Tres años narnianos han pasado, y Caspian busca a los siete Señores de Narnia que su tío Miraz desterró cuando usurpó el trono de Narnia. Lucy, le consulta a Caspian, si ha encontrado una reina en ese tiempo, él le dice que no, que no ha encontrado a nadie comparable a Susan, y que todavía sigue enamorado de ella.
Ellos visitan las Islas Solitarias, una colonia de Narnia invadida por Calormen. Caspian y Edmund son capturados y encarcelados, mientras que Lucy y Eustace son vendidos como esclavos. Caspian reúne uno de los señores perdidos, Lord Bern, que revela que aquellos que no pueden ser vendidos son sacrificados a una misteriosa niebla verde. La tripulación del Viajero del Alba los rescata, y reclaman las Islas solitario de la mano de Calormen. Bern le da una de las siete espadas a Caspian, que fue originalmente de ellos.
En otra isla Lucy es secuestrada por Farfapodos invisibles, que la obligan a entrar en la casa solariega de Coriakin a recitar un conjuro de la visibilidad de su libro de conjuros. Lucy arranca una página que contiene un conjuro de belleza antes de recitar el hechizo de la visibilidad, haciendo que Coriakin y los Farfapodos sean visibles. Coriakin explica que el hechizo de la invisibilidad es para proteger a los Farfapodos de la niebla, e informa a la tripulación debe derrotar a la niebla mediante la fijación de las siete espadas de los Señores perdido en la Mesa de Aslan en la Isla de Ramandu, que se puede llegar siguiendo una estrella azul. Mientras viajaban, Lucy realiza el conjuro de la belleza, transformándose en Susan. Ella se encuentra en una fiesta con Edmund y Peter, que la reconocen como Susan y no saben de Lucy o Narnia. Al darse cuenta de que ya no existe como Lucy, ella despierta de la visión y volvió a su normalidad. Aslan se revela a través de un espejo, recordando a Lucy no dudar de sí misma y explicando que sus hermanos sólo saben de Narnia gracias a ella.
La tripulación visita una isla volcánica. Edmund, Lucy y Caspian descubren una agua que puede convertir cualquier cosa en oro, incluyendo al Lord Restimar. Edmund y Caspian luchan entre sí sobre quién debería poseer la piscina, pero Lucy les advierte de que están siendo tentados. Eustace descubre un tesoro, y empieza a robarse las cosas. Mientras que Edmund y Caspian buscan a Eustace descubren el esqueleto del Señor de Octesian. Un dragón ataca al Viajero del Alba y secuestra a Edmund. El dragón hizo fuego sobre el suelo formando las palabras "YO SOY EUSTACE". Los Pevensie, Caspian y Reepicheep pasan la noche en la costa de para cuidar a Eustace. Reepicheep pasa la noche en la isla para mantener a Eustace, Reepicheep acomoda a Eustace, quien ayuda a todos al día siguiente, después de que Lucy reconoce a la estrella azul.
La tripulación llegan a la isla Ramandu y encuentran la mesa de Aslan con tres señores perdidos a su alrededor. Como se ponen las espadas en la mesa se dan cuenta de uno sigue desaparecido. La estrella desciende del cielo y se convierte en una mujer joven: Lilliandil, hija de Ramandu. Ella guía a Lucy, Edmund y a Caspian a la ubicación de la vieja espada: la Isla Oscura, guarida de la niebla. La tripulación viaja a la isla y descubre a Rhoop, el último Lord sobreviviente. Rhoop les advierte de no pensar en sus temores, pero Edmund, en vez de no hacerlo lo hace, y su miedo se manifiesta como una serpiente de mar que ataca a la nave. Traicionando al grupo, Rhoop lanza su espada a Eustace, en el que se incrusta. Eustace se va volando, aterrizando en una isla de arena y encuentra a Aslan, quien lo transforma de nuevo en un niño y lo envía a la isla de Ramandu con la espada de Rhoop. La niebla trata de distraer a Edmund al aparecer como Jadis, la Bruja Blanca. Eustace supera a la niebla en su intento por detenerlo, y pone la espada de Rhoop sobre la mesa, despertando a los tres señores dormidos y la destrucción de la niebla, la serpiente de mar se muere y reaparece el pueblo sacrificado.
Eustace se encuentra con Lucy, Edmund, Caspian y Reepicheep y navegan hacia la nación de Aslan, la búsqueda de una orilla antes de una oleada masiva. Aslan se les aparece y les dice que su país está más allá, aunque si se van nunca podrán regresar al suyo. Reepicheep decide entrar, y Aslan le bendice antes de que rema un coracle por encima de la ola. Aslan abre un portal en la ola para enviar a Lucy, Edmund y Eustace a casa, diciéndoles que Lucy y Edmund nunca volverán a Narnia. Aslan les anima a conocerlo en su mundo por otro nombre, y le dice a Eustace que puede regresar. Edmund y Lucy se despiden de Caspian y Aslan antes de entrar en el portal con Eustace. Los tres se vuelven a la habitación en la casa de Eustace.
Eustace está siendo llamado por su madre, porque Jill Pole viene a visitarlo. Luego se escucha en la voz de Eustace,"Hablamos mucho de Narnia los días siguientes y luego de que mis primos se fueron, al terminar la guerra, los extrañe con todo mi corazón como se que también los extrañaran los narnianos hasta el fin de los tiempos". Al mismo tiempo Lucy cierra la puesta mirando el cuadro, en el que se puede apreciar al barco desaparecer entre las olas.
Online: